In ERP

Un negocio online permite trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento, gracias a los dispositivos conectados. La aparición de herramientas colaborativas ha hecho posible el intercambio de ideas y documentos en tiempo real sin la necesidad de estar en la oficina. De hecho, el 32% de los usuarios de estas herramientas, han notado un incremento del 40% de la productividad en su trabajo diario. 

Dado que una de las principales características de los negocios virtuales, es la posibilidad de trabajar en cualquier lugar, el uso de este tipo de herramientas ayuda a conectar a los equipos y a trabajar de una forma más coordinada.

 

¿Qué ventajas tiene un negocio online?

Un negocio online se caracteriza por realizar todas sus operaciones a distancia. Ofrece grandes oportunidades ya que permite que su gestión sea accesible 24/7, requieren de una inversión inicial menor y permiten llegar a personas de todo el mundo. Y todo ello es posible, simplemente, a partir de la conexión a Internet.  

Otra de las ventajas es la flexibilidad que ofrecen. Son negocios fáciles de poner en marcha ya que suponen menos gastos que los negocios offline. No requieren de un alquiler de local, por ejemplo, si el negocio es pequeño. 

Además, gracias a las herramientas de analítica digital, los comercios online pueden conocer cómo se desenvuelven los usuarios en la web. Conocer el porcentaje de tráfico, el producto más visitado o el porcentaje de usuarios que llega al carrito…son algunas de los aspectos principales que se pueden saber a partir de una e-commerce. Estos datos son especialmente útiles para mejorar la experiencia de compra a partir de la web.

Sin embargo, para ofrecer una experiencia de compra óptima es fundamental disponer de los pedidos a tiempo, de un almacén con stock suficiente para dar servicio y cumplir los plazos estipulados. Para ello, se requiere de un ERP, ya que son software excelentes para ello. 

 

ERP y e-commerce: un vínculo más que necesario

A veces, las empresas comienzan su actividad en Internet sin reparar mucho en todo lo que hay detrás de la red: la gestión offline. El control del stock, los pedidos de mercancías o la monitorización de los pedidos son aspectos que a partir del propio gestor online es difícil de saber. Es ahí cuando entran en juego los ERP como un tipo de software más que necesario

El software ERP que se vincule con un e-commerce debe de ser fácil de usar y tener la potencia suficiente para gestionar todos los departamentos del negocio: logística, finanzas, atención al cliente, marketing…, etc. Es importante que el ERP se ajuste a la estructura de la tienda online ya que cada equipo es diferente. Con un ERP vinculado a un e-commerce se puede: 

 

  • Evitar duplicidades: La gestión de los pedidos y del stock desde un mismo lugar permite que los distintos departamentos de la empresa puedan acceder a una misma información. De este modo, se evita un mismo registro de datos por parte de dos personas diferentes. 

 

  • Controlar el stock y los pedidos en tiempo real: Permite detectar necesidades de mercancías y elaborar los pedidos necesarios para la tienda siempre a punto. 

 

  • Mejorar la trazabilidad del envío de pedidos: Los productos pueden controlarse desde que aparecen en el almacén hasta que se envía al cliente, sin necesidad de esperar a sincronizaciones o introducir de nuevo los datos del producto. 

 

  • Evitar errores humanos: Gracias a los ERP podemos asegurarnos de que todos los productos están registrados y llevar a cabo su seguimiento. De este modo, se reduce el porcentaje de errores humanos. 

 

Con un ERP se pueden optimizar todos los procesos de una empresa, mejorar la planificación y tomar decisiones ágiles y acertadas.

 

Si todavía no tienes un negocio o tienda online, pero tienes una idea o te gustaría llegar a dar los primeros pasos, descárgate nuestro ebook. 

Crear un Negocio Virtual. Tu guía hacia una nueva forma de trabajar

Recent Posts
webinarBeneficios del cloud