In Blog

Los TPV se han convertido en una herramienta central en la gestión diaria de las PYMES del comercio al por menor o retail. Facilita la gestión de transacciones y la operativa de los negocios de manera informatizada y sincronizada con el resto de herramientas que se utilizan en la empresa. De este modo, se puede tener una visión global del negocio en cualquier momento.

Compartimos esta guía con todo lo que necesitas saber. 

¿Qué es y en qué consiste?

Se trata de las iniciales de Terminal Punto de Venta. Con este nombre se designa tanto el hardware como el software desarrollado para gestionar la venta al público en un comercio e incluye desde la impresión de un ticket hasta los cambios en el inventario (stock).

Un TPV eficaz sirve para organizar y optimizar todas las tareas relacionadas con el proceso de venta. Sería el equivalente de las antiguas cajas registradoras, con unas funciones, obviamente, muchísimo más extensas que las que tenían aquellas. El TPV es una herramienta ampliamente utilizada en las empresas, especialmente PYMES, puesto que les ayuda en su gestión diaria. Un TPV se compone de hardware y software

  • Hardware:

Son ordenadores adaptados al punto de venta de las PYMES para hacer más rápidas las operaciones de compra. Cuenta con los siguientes elementos: pantalla (táctil en muchos casos), la CPU, un teclado, una impresora de tickets y un lector de códigos de barras y de banda magnética (para leer tarjetas bancarias). Además puede contar con elementos específicos relacionados con el comercio o empresa de que se trate, así como del sector de actividad de la PYME. Así, por ejemplo, el hardware de los Terminales de los Puntos de Venta de las farmacias cuenta además con un lector de tarjetas de chip para la identificación en la receta electrónica.

  • Software: 

Es el programa de gestión con el que trabaja la empresa para gestionar todo el acto comercial, incluyendo el inventario. Los hay de carácter general o específicos de un sector. Este tipo de software suele ofrecer capacidades de gestión integrales relacionados con los productos con el que comercie la empresa, los clientes e incluso los vendedores existentes en la empresa y la contabilidad. Así, se incluyen funciones como el arqueo de caja, las facturas, los albaranes, los tickets de venta, gestión de pagos y cobros, inventario por lotes, localización en almacén, fechas de caducidad etc.

TPV en la actualidad

Esta tecnología  ha superado al sistema tradicional en los últimos años, implantándose en la gran mayoría de negocios.

El uso de esta herramienta en tiendas o comercios, ayuda también a mejorar la atención al cliente, ya que ofrece una imagen profesional y actualizada, con una gestión más rápida gracias a la automatización de tareas y que facilita procesos como el cobro de un producto, la creación e impresión de tickets de venta y además, ahorra gestiones y disminuye la posibilidad de cometer equivocaciones. Asimismo, evita esperas y colas.

El sistema TPV permite a los clientes efectuar el pago mediante tarjeta de crédito/débito, acción que en los últimos años ha ido incrementando hasta alcanzar las 3.429 millones de operaciones a través de terminales punto de venta, según los datos del Banco de España, lo que supone un incremento del 12,6% del uso de tarjetas en los comercios con respecto al año pasado. Estos datos no solo confirman la importancia que tiene para los negocios disponer de la tecnología correcta que permita la transacción de sus productos, sino que a partir de esta funcionalidad, la empresa puede emitir facturas y hacer inventario, entre otras funciones.

Importancia de unir facturación online con un TPV 

Normalmente los autónomos y empresarios que usan un TPV no tienen que hacer facturas. Esto es debido a que sus clientes suelen ser particulares. Esto se convierte en un inconveniente teniendo que invertir más tiempo después de un día entero de negocio, cuadrando la facturación y la contabilidad con los cobros recibidos por TPV. Esto se solucionaría integrando  una plataforma que ofrece la gestión de los cobros por TPV con un programa de facturación, evitando ese tiempo adicional invertido cuando el TPV está integrado con el programa de facturación. De este modo, el cobro que se produce a partir del TPV, se registra automáticamente en el software de facturación. 

Sage TPV

Sage TPV es la solución diseñada para el comercio que resuelve de forma integrada las necesidades de las distintas áreas, con una ágil gestión del proceso de ventas, más un completo tratamiento de la gestión de compras a proveedores y gestionando el control del inventario, detectando por ejemplo las debilidades de una tienda.

Destaca por su facilidad de uso y por su total integración con las funcionalidades de los sistemas de gestión empresarial Sage 200c  y Sage 50c. Posee potentes capacidades de generación de informes, personalización a las necesidades de cada comercio y facilidades de adaptación.

Funcionalidades por sector

Dado que cada sector dispone de unas particularidades propias, los TPV se han ido adaptando en función de las empresas que los utilizan. En la siguiente lista, encontrarás qué funcionalidades particulares tienen los TPV en función del sector en el que se usan.

Moda

– Manejo de tallas y colores
– Visualización de tallas y colores en formato matriz
– Generación de rebajas
– Arreglos

Electrodomésticos

– Gestión de pedidos
– Direcciones de entrega
– Gestión de garantías
– Salida y entradas por números de serie.
– Gestión de repartos
– Gestión de contratos con terceros (Telefonía)
– SAT

Alimentación

– Pantalla táctil
– Conexión con balanza de pesos
– Control de caducidades

Belleza

– Gestión de reservas de turnos
– Fidelización de clientes
– Gestión de servicios

Beneficios de utilizar un TPV para tu facturación

Mejora el día a día

Facilita la gestión diaria al automatizar múltiples tareas manuales.

Simplifica los procesos internos

Aumenta la productividad y evita los errores gracias a la automatización de determinadas operaciones.

Ofrece un mayor control

Presenta un control detallado de la caja de venta, así como de las acciones que cada empleado puede realizar.

Mejora la rentabilidad

Aumenta la velocidad de la venta y agiliza la gestión de cobros, reduciendo posibles errores y descuadres.

El TPV es por tanto, una herramienta indispensable para la gestión diaria de empresas de carácter comercial, casi todas ellas englobadas en el concepto PYME, permitiendo ahorrar tiempo y dinero y logrando que el trabajo se realice de una manera más eficaz.

 

¿No sabes si tu negocio necesita una transformación digital?

6 señales de que debes invertir en la transformación digital de tu negocio

6 señales de que debes invertir en la transformación digital de tu negocio

Recent Posts
Caso de éxitoSubvenciones para pymes - innobonos